La moda y cómo ha evolucionado e influenciado a nuevos artefactos que utilizamos regularmente

El arte no solo lo podemos contemplar en pinturas, esculturas y demás expresiones de la antigüedad. Ahora podemos ver la inspiración y el impacto que ha tenido el arte en las diferentes áreas e industrias de la vida cotidiana, desde líneas de zapatos, ropa, mobiliario para el hogar e incluso en barbacoas, las que podemos encontrar con líneas y diseños muy parecidos a los que se utilizaban antes, así como la utilización de materiales como ladrillo, madera y hasta encontramos barbacoas de hierro forjado que le dan ese toque diferente a nuestro espacio exterior, donde recibimos familias y amigos para tener los mejores momentos posibles.

Al contemplar una pintura estamos observando todos los detalles, información e incluso secretos que está nos puede aportar. Con la historia del arte tenemos un claro registro de todos los cambios que ha tenido la sociedad, permitiéndonos una mirada en cómo vivían las personas en determinadas épocas y de la misma forma sucede con la moda y otras creaciones del hombre. Por ejemplo, en el Museo Thyssen – Bornemisza de Madrid se puede disfrutar de un recorrido por la historia a través de la colección permanente de la pinacoteca que se enfoca especialmente en la forma de vestir que se tenía desde el siglo XV hasta el siglo XX.

Mediante veinte obras seleccionadas entre las 1.000 disponibles en la colección permanente del museo, todos los visitantes pueden aprender tanto de tejidos así como tendencias de las épocas pasadas, entendiendo a un nuevo nivel el como se ha vestido la mujer a lo largo de la historia, según las directrices sociales y religiosas presentes en cada época. Nos puede mostrar todo el proceso que llevó a las mujeres especialmente a ser liberales en cuanto a la forma de vestir, rompiendo los esquemas de lo esperado y logrando expresar la identidad mediante las prendas.

La moda comienza a surgir en el siglo XV donde se da el nacimiento del comercio, actividad que mejora la economía y que permite a las clases sociales el adquirir diferentes prendas con tal de imitar a la nobleza de la época. En Flandes, los tejidos y trajes eran muy sofisticados al mismo tiempo de exagerados, consecuencia de la influencia gótica, por lo que podemos apreciar diferentes pliegues verticales en las faldas. Hasta hoy en día las costumbres sociales y religiosas tienen un impacto bien sea en la forma de vestir, de peinarse o de actuar de diferentes sociedades.

Así como la moda, también hemos visto un gran impacto de la arquitectura a nivel de mobiliario y otros artefactos comunes, donde los artistas y fabricantes se inspiran en los diferentes materiales disponibles actualmente, las líneas y tipos de diseño que se adapten a todas las corrientes actuales. En la actualidad tenemos un gran impacto del diseño ambiental, el cual busca crear productos de calidad sin importar el área pero que durante su fabricación se produzca el menor impacto en el planeta.